Llámanos: 927-226541

Los Administradores de Fincas ante el reto de la Rehabilitación Energética

La Unión Europea (UE), en su política de ir acabando con la contaminación por el llamado efecto invernadero, promulga Directivas encaminadas a conseguir 0% de contaminación para el año.2050 y, a más corto plazo un 20% para el año.2020.
Estas Directivas son de obligado cumplimiento para todos sus países miembros, teniendo unos mecanismos de denuncia ante el Tribunal de Justicia de la UE al país que incumpla los objetivos marcados en las políticas de la “Eficiencia Energética”. Concretamente España ha sido llevada el pasado mes de noviembre ante dicho tribunal por incumplir la directiva 91/2002. Recientemente, la UE ha vuelto a publicar (5/3/2012) una nueva Directiva, conocida como la 20-20-20(triple 20); consistiendo sus objetivos en conseguir para el año, 2020 un 20% menos de contaminación, elevando a la vez en otro 20% el empleo de energía renovables (energía solar, eólica, hidráulica, etc.).

Rehabilitacion Energética
A tan solo 8 años de cumplir con los objetivos de esta nueva Directiva, España no tiene todavía un Plan Nacional de Rehabilitación Energética de Edificios, en donde se empiece a actuar en estos depredadores de energía que hoy en día son los edificios, hasta el punto de que el parque de edificación en nuestro país supone más de un 20% en el consumo de la energía que se consume en todo el territorio nacional, ocupando un 3º lugar después de la industria y el transporte.
Por todo ello, hoy día está muy en boga la frase “Rehabilitación Energética en la Edificación”, frase que en el caso de llevarse a la práctica, será una de las actuaciones más importantes que se puedan dar en la contribución a la mejora del medio ambiente.

 
Dicha rehabilitación debe efectuarse en los edificios construidos anteriores a la entrada en vigor del actual Código Técnico de la Edificación (2006); es decir en los edificios que se han construido sin tener en cuenta el ahorro energético al no estar suficientemente aislado ante el frío y el calor. Si bien y, al tratarse de edificios, la rehabilitación en los mismos no puede entenderse sin la participación fundamental de los administradores de fincas, debiendo ser éstos, los verdaderos impulsores de dicha rehabilitación, realizando una labor de concienciación de todos sus administrados en la que tenemos que hacerles ver la importancia de convertir los edificios y vivienda donde viven actualmente, en edificios más sostenibles y menos contaminantes, que redundará sin lugar a duda en menor consumo energético y por lo tanto en un ahorro económico, tanto en las factura de consumo de energía en las viviendas, como disminuir la cuota comunitaria al disminuir los gastos por este concepto, dado que el consumo energético en un edificio supone uno de sus gastos principales(calefacción, agua caliente sanitaria, iluminación en todos los elementos comunes, etc.)

 
Por todo ello, la calidad de administrar edificios debe ir pareja a una gestión efectiva de eficiencia energética en los elementos comunes que consumen energía. Éste debe ser el concepto profesionalizado de nuestra cualificación profesional que está siendo demanda por la sociedad.

 
Pero a la vez, esta labor en la gestión energética de los edificios por parte de los administradores de fincas, caería en saco roto, si la administración central y autonómica no se implica de forma fehaciente y, no como ocurre en la mayoría de los casos que suele ser de forma testimonial. Valga para un botón de muestra, el poco éxito (por lo menos en Extremadura) que está teniendo en Plan 2009/2012 de Rehabilitación de Vivienda, promulgado por el anterior Ministerio de la Vivienda y hecho suyo por la mayoría de las Comunidades Autónomas.

 
Por lo tanto, los primeros que tienen que tomar conciencia en este interesante tema de la “Rehabilitación Energética de los Edificios”, son los poderos públicos, tanto a nivel estatal como autonómico, con verdaderas ayudas financieras a las comunidades de propietarios que emprendan dicha rehabilitación en cualquiera de sus facetas, porque de nada valdrá la tarea de concienciación que podamos hacer desde el ámbito de los administradores de fincas, si a la hora de llevar a una Junta de Propietarios un presupuesto de envolver la fachada(fachada ventilada), por poner un ejemplo, si a ese montante al que tendrán que hacer frente los distintos propietarios que conforman esa comunidad, no va acompañada de un plan de financiación público, con prestamos a largo plazos, con intereses preferentes, o con subvenciones que supere el tope de ese escaso 20% del presupuesto, como contempla el actual plan de Rehabilitación de Vivienda 2009/2012.

 
Por último, dejar patente que el concepto de “Rehabilitación Energética”, no es igual a reforma o reparación en el edificio. Dicho término va encaminado a conseguir paliar el deficiente comportamiento energético de la mayoría de los edificios, actuando en dos frentes:
a) En su envolvente ( fachada, cubierta, ventanas, medianeras, etc)
b) En una mejora de sus instalaciones: dotar de placas solares; de placas fotovoltaicas, cambiando los actuales punto de luz por otros más eficientes y menos contaminantes: fluorescente de balasto electrónico, o fluorescente de Led; detectores de presencia, luminarias de Led, relojes astronómicos, etc.

 
Consiguiendo además con este tipo de actuaciones:

• La calificación energética del edificio que no nos olvidemos va a ser necesario a la hora de la compraventa, teniendo más valor los edificios que más se acerquen a la calificación A ; por el contrario, se devaluarán los edificios que estén en la calificación E o más cerca de esta letra.

• El ahorro sería de un 30 a un 80% en la factura eléctrica o de gas en el consumo de calefacción y refrigeración, por lo que el coste que suponga la rehabilitación por vivienda se amortizaría en 4 o 5 años.

• La contribución del ciudadano a la mejora del medio ambiente al ser nuestro edificio energéticamente eficiente, o lo que es lo mismo, menos contaminante.

• El trabajo a decenas de empresas y cientos de trabajadores que han quedado fuera del mercado de trabajo y donde la rehabilitación térmica sería una salida.

Responder

Últimas publicaciones