Llámanos: 927-226541

¿Quiénes somos?

ADMINISTRACIÓN DE FINCAS MANUEL MARTÍN S.L.U.

LA HONRADEZ POR ENCIMA DE TODO

De todos es sabido que, la Administración de Fincas es una profesión que no goza del prestigio y del reconocimiento social que tienen otras profesiones liberales, y que incluso, en algunos foros, ha sido objeto de críticas y comentarios muy desafortunados, lo que ha llevado a que la imagen que los clientes tienen de la profesión de Administrador de Fincas no es la que se corresponde a la de una persona o empresa que presta un servicio fundado en la confianza y seriedad.

Desde la empresa Admón. De Fincas Manuel Martín. S.L. estamos luchando para que la profesión del Administrador de Fincas tenga el reconocimiento, prestigio e imagen que se corresponden a las funciones y responsabilidades que tiene encomendadas, tanto social como institucionalmente, y que los administrados sepan ver en su administrador a aquella persona que le presta un servicio, de calidad, fundado en la confianza y en la buena gestión de sus inmuebles y no a un mero intermediario de sus cobros y pagos.

Si hay una característica o perfil a destacar en Administración de Fincas Manuel Martín, sin lugar a dudas, dándole un orden numérico, la primera sería la honradez; la segunda y, no menos importante, es hacer alarde al significado de la palabra “Administrador”, que no siempre se tiene claro lo que conlleva esta profesión.

Pienso que los administradores de fincas tenemos un papel importante que desempeñar como encargados de la gestión de edificios en términos de rentabilidad y eficiencia, en beneficio de nuestros administrados. Estas dos máximas, son el eje donde se fundamenta la gestión de las personas que formamos Admón. de Fincas Manuel Martín. Mandar al fontanero de turno a que desatasque una bajante; o al electricista para arreglar el telefonillo que no funciona, son tareas que todos los administradores las sabemos ejecutar al 100%; pero si estas tareas, no se ejecutan teniendo claro las máximas que menciono, es donde nos podemos diferenciar unos de los otros.

Y en ese papel tan importante que el administrador debe desempeñar, no es otros, que transmitir a todos los gremios; empresas, administrados, empleados, etc. que, por encima de todo, la honradez es la premisa fundamental en la prestación de sus servicios.

Una honradez que traspase si cabe los límites de lo habitual, en el sentido que además de ponerla en práctica, seamos capaces de difundirla e inculcarla a todos lo que se relacionan con nosotros en los numerosos ámbitos que las comunidades de propietarios nos permiten. Desde el más humilde de los profesionales hasta la empresa más expandida, todos son importantes a la hora de captar la idea de que la honradez en todos los aspectos, y sobre todo en la relación comercial, es fundamental. Que estos profesionales o empresas sean capaces a su vez de proclamar y contagiar esta misma honradez al resto de personas del entorno, a las comunidades, a los propietarios que la forman, al resto de empresas, a toda la sociedad en general, permitirá que el Administrador de Fincas como profesional dedicado en exclusiva a la administración de comunidades de propietarios adquiera un prestigio y una implantación profesional que dignifique la profesión.

En definitiva esta honradez es la máxima del perfil de la empresa Administración de Fincas Manuel Martín S.L.U. a la hora de administrar las comunidades de propietarios

Lamentablemente, todavía nos podemos encontrar profesionales que ofrecen sus comisiones a terceras personas por la realización de trabajos en las comunidades. Desterrar esta práctica es tarea de todos y del Administrador sobre todo.

No parece lógico, ni moralmente ético, que se incrementen presupuestos y facturas que finalmente paga la comunidad para dar cabida a ventajas y favoritismos a la hora de la selección de la empresa o profesional. Deplorable, como calificativo más suave, podríamos decir que constituye la práctica de administradores que percibe parte de sus retribuciones a través de estas empresas o profesionales y, se dedica paralelamente a ofrecer sus servicios a precios más económicos que los habituales o recomendados. Nuestros administrados y profesionales deben conocer que los honorarios del administrador son el justo fruto de un trabajo honrado y que las comunidades que intentan o permiten abaratar en este importante servicio, probablemente lo hacen a costa de permitir el pago de cantidades por otros conductos que, finalmente siempre paga la comunidad. Un administrador de fincas que presta sus servicios por debajo del coste, puede ocasionar un mayor gasto a la comunidad en muchos de los capítulos que configuran el presupuesto de gastos.

No nos engañemos, un buen servicio profesional de un Administrador de Fincas puede ahorrarle a la comunidad mucho dinero y no precisamente en la factura de sus honorarios.

Confíe su comunidad a Administración de Fincas Manuel Martín S.L.U.

Manuel Martín Pavón.

Administrador de Fincas Colegiado Nº 30.599

Últimas publicaciones